jueves, julio 07, 2005

Londres. Bombas.

Hoy iba a hablar sobre un montón de tonterías, como de costumbre. Pero desde luego, no es el momento. Londres. Bombas. Un día triste. El mundo está jodido cuando gente no tiene miedo a meterse en el metro y volarse por los aires por una religión llevada al extremo y la locura. No entiendo esa clase de odio.

Nada más.

0 comentario(s):

Deja un comentario

enlace(s) a esta entrada:

Crear un enlace