jueves, junio 30, 2005

"A trompicones"

Esta mañana ha salido el sol
escondido entre montañas de albaricoques.
Yo me he escondido entre las sábanas
holgazaneando sin rumbo fijo
pero me ha descubierto
y me ha cogido por el cuello
y tirado por la ventana.

Y allí,
dormido,
y con la mirada fija
en el punto blanco
que dejan tus ojos en mi retina,
me he puesto a arrancar la calzada.

Ha sido duro,
han puesto los putos adoquines a conciencia.
Una viejecita ha cogido una silla
y se ha sentado a mirarme.
Un perro se me ha meado encima
y una moto casi me atropella.

Son las cosas que tiene
levantarse tres horas antes
que tu corazón.
Que uno no sabe lo que hace.

0 comentario(s):

Deja un comentario

enlace(s) a esta entrada:

Crear un enlace