lunes, julio 04, 2005

¡No a las patentes de Software!


El próximo día 6 de julio (el miércoles que viene) se decide en el Parlamento Europeo sobre las Patentes de Software. Muchos de vosotros os preguntareis que es eso, y en que me incumbe. Bien, en principio en nada, pero en el fondo en todo. El software como tal no solo existe bajo la forma del sistema operativo ( Windows, Linux...) o programas informáticos (Word, Excel...) que se encuentra instalados en tu ordenador. Una lavadora contiene un programa informático, tu televisión contiene un programa informático, tu movil también, tu reloj de pulsera probablemente también, el microondas del trabajo idem, etc... En definitiva, conforme avanza el progreso tecnológico más nos rodean los programas informáticos sin que nosotros seamos la mayor parte del tiempo conscientes de ello.

Vale, esto está muy claro. Vivimos en una era tecnológica, ¿pero eso que me importa a mi? Pues resulta que el sistema de patentes viene a ser a grossomodo algo asi: Un sistema de incentivos de exclusividad temporal sobre un invento, a cambio de que el inventor divulge su descrubimiento. Es decir, aquel que inventa algo y lo registra en la Oficina de patentes obtiene un monopolio limitado en el tiempo (20 años) durante los cuales tiene los derechos (económicos) exclusivos sobre su invención. Después el invento pasa al dominio público.

En principio esto no parece tener nada malo. Se protege el esfuerzo de un investigador, permitiéndo que le revierta el beneficio económico derivado de su invención. Sin embargo, este sistema de patentes aplicadas al software puede llegar a ser muy contraproductivo, sobre todo en manos de grandes compañías con malas intenciones (las hay y no dudeis de ello). Lo que protege una patente es una idea, no una implementación exacta de una idea. Y una aplicación informática no deja de ser la implementación de una idea. Y si hay ideas realmente innovadoras, es evidente que también se puede patentar cualquier idea, incluso las más absurdas y generales (por ej. el doble-click del ratón). Y eso constituye un esquema en el cual el que llega después y quiere implementar algo, se puede encontrar con que debe pagar por un sinfin de patentes que no puede evitar.

La página nosofwarepatents ha creado un ejemplo clarísimo de la absurdidad del sistema de patentes (seguramente muy loable aplicado en ciertos ámbitos) aplicado al software: una tienda virtual (webshop). Esta tienda, si se aprueba la nueva directiva infringe 20 patentes, algunas tán absurdas como la utilización del mismísimo concepto de tienda virtual o del logotipo que confirma que se puede utilizar una tarjeta VISA como forma de pago. Es como si por abrir un bar tuvieses que pagar durante 20 años porque alguien antes que tu patentó los vasos, tazas, café, la palabra 'Bar', etc...

Por mucho que entienda que la investigación debe ser protegida e incentivada, y que ello conlleva una contraprestación económica, el sistema de patentes aplicadas al software no termina de convencerme. Creo que el sistema de propiedad intelectual ya protege este ámbito, y que esta nueva regulación repercute más negativamente que positivamente sobre los propios desarrolladores y los usuarios (ya que reducen el marco de actuación/programación de los pequeños frente a las grandes compañías) de software.

5 comentario(s):

Anonymous aleyda dijo...

primicia desde estrasburgo... estas preparado? mañana tumbamos la propuesta del consejo.

Despues de largas horas debatiendo, hemos llegado a la conclusion de que aunque enmendada la propuesta, seria una kaka de directiva.

AKA AKA!

7/05/2005 08:59:00 p. m.  
Blogger ivancastell dijo...

Ahi, ahi! A ver si es verdad. Mañana estaré al loro :B

7/05/2005 09:37:00 p. m.  
Anonymous Aleyda dijo...

tumbada está

7/06/2005 12:26:00 p. m.  
Blogger ivancastell dijo...

Hay justicia en este mundo. Menos mal. Gracias por la info in-situ :)

7/06/2005 01:13:00 p. m.  
Anonymous aleyda dijo...

Y antes de empezar el lobby de nuevo... POR FAVOR darnos un respiro :0)

7/06/2005 01:34:00 p. m.  

Deja un comentario

enlace(s) a esta entrada:

Crear un enlace