viernes, junio 03, 2005

"Un hombre dándose cuenta de que le duelen los pies"

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Un hombre debería ser libre,
salirse del camino
marcado por las espinas asfaltadas
y los corazones teñidos de pétalos rosas.

Un hombre debería siempre
(o guardar en un bolsillo un trozo)
parte del niño herido con el corazón
lleno de tiritas.

A todos nos deberían despertar
de vez en cuando.
Darnos un par de hostias.
Rompernos los dientes.

No te creas todo lo que te digan.
No sigas las estrellas:
SE la estrella.

Un hombre debería ser capaz
de darse cuenta
que el dolor que siente en la planta
de los pies
no es porque no hay salida
en el tunel a fin de mes,
sino por los cristales rotos
que leponen a su paso
esos que tienen los dientes largos
y las mentes huecas.

Un hombre no debería jamás
(bajo ningúna circunstancia)
dejarse escupir.
Dejalos que revienten.
Que les duela.

Rompe de vez en cuando algo,
a fin de cuentas
(tu) lo has pagado.

Salta antes de que el acantilado
se marche.

0 comentario(s):

Deja un comentario

enlace(s) a esta entrada:

Crear un enlace